top of page
  • David CM

El Caso Macastre

El frío y el silencio campaban a sus anchas por aquel paraje remoto de Macastre. Los crujidos de la grava bajo los pies de un anónimo agricultor rompían la gélida atmósfera reinante. La vetusta puerta de la casa de labranza se abrió con un lastimero crujido. Cuando los ojos del hombre se acostumbraron a la oscuridad, distinguió con sorpresa un montón innumerable de colillas de cigarros, velas a medio consumir y botellas de todo tipo en la desvencijada mesa de madera. Sin salir de su estado de asombro, el hombre recorrió las escasas habitaciones del inmueble hasta encontrar a un niña durmiendo en una de las camas. Azorado, el agricultor golpeó la cama con el pie, intentando despertar a la desconocida, pero tras varios intentos infructuosos y una inspección más detallada, el hombre se daba cuenta de lo que acababa de encontrar. Era 19 de enero de 1989 y salía a la luz el paradero de una adolescente por ahora desconocida. Echaba a rodar El Caso Macastre y la Guardia Civil no entendía aún lo que tenía entre manos pues quedaba mucho por encontrar.


Localidad valenciana de Macastre

El cadáver yacía en el camastro sin signos de violencia, pero con la cremallera de los pantalones bajada. El cuerpo se traslada al anatómico forense de Valencia donde se encuentran restos de sangre en la zona genital y una sustancia blanca que en principio parece semen, pero que nunca llega a ser confirmado como tal pese a los análisis. Los resultados del test toxicológico dan negativo, aunque se determina que la más probable causa de la muerte es una sobredosis, pero esa afirmación no es definitiva. A la joven le encuentran dos papelitos en una pulsera con sendos números de teléfono. En uno aparece el nombre de Vale mientras que el otro contiene una enigmática palabra: 9horas. La Guardia Civil confía en que esto les de una pista que rompa su anonimato.


El primer número de teléfono lleva a los investigadores hasta la casa de Francisco Valeriano Flores, de 14 años, él no está allí, pero su madre y una de sus hermanas explican a los agentes que llevan sin verle desde el 14 de enero, día en que la hermana había recogido a Francisco del reformatorio donde estaba internado por una serie de delitos. La hermana cuenta a la Guardia Civil que iba acompañado por dos chicas de su edad, así que se la llevan al anatómico forense y es ella quien reconoce el cadáver como el de Rosario Isabel Gayete, de 15 años.

El segundo teléfono es de una familia para la que Rosario hacía de canguro, pero que no ofrece ninguna pista a los investigadores.


Con estos datos los agentes se ponen en contacto con la familia, que tampoco había denunciado la desaparición, pues era normal que su hija, al igual que Francisco y la otra amiga, que para entonces había sido identificada como Pilar Barriga, desaparecieran de casa sin explicar donde iban. La familia de Rosario, no se presenta a reconocer el cadáver, y es que en palabras de su padre “si usted (Guardia Civil) me dice que es mi hija, así será, pero yo no voy a identificarla a ningún sitio”. Finalmente el cuerpo fue identificado positivamente como el de Rosario gracias a la huella del DNI.


Una vez se conoce el paradero de Rosario, quedaba saber dónde estaban Francisco y Pilar, pero transcurrirían 77 días hasta que el 8 de abril, un hombre que buscaba espárragos encuentra el cuerpo sin vida de Francisco entre los arbustos de un terraplén a unos 400 metros de la caseta donde se había encontrado el cadáver de Rosario. Francisco estaba boca abajo sobre un plástico y a su lado se encontraron velas partidas como las que había en la caseta. Los investigadores encontraron entre sus ropas el permiso del centro de menores de Godella, lo que ayudó a su identificación.


No se encontraron en la escena indicios de arrastre del cadáver por lo que se dedujo que el joven había muerto en aquel remoto lugar. Surge entonces una gran duda ¿cómo es que no se encontró el cuerpo en la primera batida alrededor de la caseta? ¿Hubo un error de los investigadores o alguien volvió para colocar allí a Francisco?


Esta vez el cadáver no fue trasladado al anatómico forense si no que la autopsia se hizo con medios pauperrimos en el propio cementerio de Macastre. Igual que con Rosario no se consigue determinar la causa de la muerte y tampoco se encuentran rastros de sustancias estupefacientes en los análisis, lo que no quiere decir que no hubieran sido consumidos, si no que ya han desaparecido del organismo.


Hay que tener en cuenta que la Guardia Civil seguía en esos momentos manteniendo que no estaban delante de un crimen, si no que las causas de la muerte habían sido en ambos casos la sobredosis.


Quedaba ahora por encontrar a la única persona que sabía lo que había ocurrido aquella terrible noche, Pilar Ruiz, y para ello se movilizó a unos cincuenta efectivos de la Guardia Civil, acompañados de buzos, encargados de buscar a la joven en el cercano pantano de La Forata, pero tras unos días de intensa labor no se pudo encontrar rastro alguno y el dispositivo fue disuelto.


Rosario, Francisco y Pilar

Con el caso Macastre en un aparente callejón sin salida, es momento de conocer un poco más a los jóvenes protagonistas, empezando por Rosario y Francisco, los dos cuerpos que hasta el momento se habían encontrado, que eran pareja y oriundos de la localidad de Benimámet, una pedanía al noroeste de Valencia en la que residía también Pilar. Por aquel entonces, finales de los años 80, la ciudad a orillas del Turia era considerada la capital más peligrosa de España, destacando en especial una descontrolada delincuencia juvenil.


Los tres jóvenes solían frecuentar el parque de Camales que era parada en aquella época de chicos problemáticos, bandas juveniles, etc. Era aquella una zona conflictiva y degradada en la que se consumía y se traficaba con drogas. Pilar, Rosario y Francisco no eran una excepción y pasaban sus días inhalando un disolvente llamado Benzol, la conocida como "droga de los pobres". El chico además, a sus 14 años, había probado la cocaína e incluso la heroína, tenía antecedentes y como se ha comentado antes, estaba internado en un reformatorio del que podía salir los fines de semana.


El 14 de enero los tres amigos partieron hasta la localidad de Catadau, donde vivía el padre de Pilar. En ese pueblo había una casa abandonada donde solían pasar algunos fines de semana. Al día siguiente fueron vistos en el Bar Catadau, al que solían acudir en busca de bocadillos y bebidas. Allí, mientras Pilar y Francisco conversaban con la dueña del bar, Rosario hablaba con un hombre de mediana edad que le había invitado a un refresco. Como es lógico la Guardia Civil investigó la identidad de aquel hombre, un jornalero de carácter solitario conocido como “Miguelo”. Al principio el hombre se negó a declarar, así que fue llevado al juzgado donde reconoció que conocía a los adolescentes porque la casa en ruinas donde se refugiaban estaba cerca de su domicilio, sin embargo negó categóricamente haber invitado a nada a ninguno de ellos. Puesto que no había pruebas concluyentes en su contra, no se procedió a su imputación.


Si bien Catadau fue el último lugar donde fueron vistos con vida, y donde pensaban pasar aquel fin de semana de enero, los dos cuerpos se habían encontrado en la caseta de Macastre a unos 30 kilómetros de allí. Como habían recorrido sin medio de transporte alguno (que se sepa), solos por los escarpada orografía de la zona y en las frías noches de invierno aquella distancia, es algo que nunca sabremos.


El 27 de enero de 1989 se registró un hallazgo que en principio no estaba relacionado con el caso Macastre y es que una mujer encontró un pie humano seccionado y envuelto en papel de periódico en la calle Alcácer de Valencia.


El 6 de mayo de ese mismo año, una llamada anónima al denominado “teléfono de la droga”, un número a disposición de cualquier ciudadano que quisiera hacer una denuncia relacionada con los estupefacientes, alertaba sobre le paradero del cadáver de Pilar y denunciaba que el responsable de su muerte era un conocido toxicómano de Valencia apodado “Wichita”. Los investigadores interrogaron de inmediato al acusado, que si bien reconoció conocer Macastre, confesó que llevaba desde 1973 sin aparecer por allí. Negó obviamente toda implicación en los crímenes y la Guardia Civil dedujo que alguien quería atribuirle los asesinatos. Ahí quedó todo pues los investigadores no rastrearon el origen de la llamada ni comprobaron el lugar en el que supuestamente estaba el cuerpo de Pilar.


Criminalistas en la casa donde se encontró el cadáver de Rosario

El caso Macastre volvió entonces a quedar en una extraña pausa hasta que el 26 de mayo de 1989 unos niños que jugaban en un canal de riego de difícil acceso en la localidad de Turís, hallaron un cadáver en descomposición al que le faltaba una mano, un pie y tenía la cara desfigurada violentamente. La Guardia Civil identificó el cuerpo como el de Pilar Ruiz Barriga. En la autopsia se comprobó que el solitario pie encontrado meses antes pertenecía al cadáver y que había sido seccionado con una motosierra. Este descubrimiento echaba por tierra la hipótesis inicial de los investigadores, pues ahora no se podía volver a hablar de una muerte accidental. En el lugar además se encontró la funda de un machete. Si bien se pudo determinar que el pie pertenecía de forma inequívoca al cuerpo, no fue posible dilucidar si fue cortado antes o después de la muerte, pero si que lo hicieron dos o tres días antes de descubrir el cadáver.


La sorpresa iba a saltar cuando se avisó a los padres de Pilar para que reconocieran el cadáver, pues si bien la hermana rompió a llorar en cuento lo vio, al reconocer a su hermana, la madre aseguró, y lo hace aún a día de hoy, que aquella no era su hija. Parece que esto se resolvería con una análisis de ADN, pero a la familia jamás se le ha pedido una muestra para cotejarla con el cadáver.


El caso se cerró entones por falta de pruebas y así continua hasta hoy, lo cual no ha impedido la proliferación de teorías de todo tipo. Echemos un vistazo a las más plausibles:


Como ya he comentado la primera hipótesis de la Guardia Civil apuntaba a una posible sobredosis como causa de la muerte de al menos dos de los amigos, cosa no descartable pues la inhalación masiva de Benzol puede provocar una asfixia no mecánica, causa más que probable de la muerte de Rosario según la autopsia. Partiendo de esa base, el programa de Canal 9 Sumari Obert aventuró un posible desarrollo de los acontecimientos en el cual Rosa sería la primera en asfixiarse inhalando Benzol, al sentirse indispuesta se dirige al catre de la cabaña, en donde encuentra la muerte. Francisco es el siguiente en padecer los estragos de la intoxicación, sale de la cabaña agonizando, en busca de un milagroso aire fresco que vuelva a inflar sus pulmones, pero termina muriendo unos metros más allá, cayendo entre los matorrales donde se encuentra su cadáver. Pilar, algo menos intoxicada, consigue huir, pero acaba perdida en la intrincada serranía valenciana donde acaba muriendo.


Esta teoría se tambalea cuando encuentran el cuerpo mutilado de Pilar, pero aún así podría tener algo de validez si tenemos en cuenta que los investigadores encontraron huellas de una cuarta persona desconocida en la caseta de Macastre. ¿Pudo alguien obligar a los tres adolescentes a ingerir una cantidad letal de Benzol? Pero si esto fue así, ¿quien querría hacerles daño?


Para resolver esta última cuestión tendremos que fijarnos en las personas y los lugares que frecuentaba el grupo de amigos. ¿Y si alguno de ellos tomo represalias contra los jóvenes por algún embrollo en el que estaban metidos? Hay que recordar que Francisco tenía antecedentes y los tres eran conocidos de la policía. A esto debemos añadir que tiempo antes del Caso Macastre una joven fue asesinada de un disparo de escopeta en una caseta de toxicómanos que los tres adolescentes solían frecuentar cuando faltaban a clase. Por si esto fuera poco, el hermano de Rosario contaría años después en televisión que los tres tenían miedo de algo en la época e incluso al propio Francisco le habían incautado días antes en el reformatorio una navaja que dijo poseer para defenderse.


Otra de las posibles teorías, que tampoco explicaría el final violento de Pilar, apunta a una posible intoxicación de gases en una cabaña mal ventilada. En la autopsia sin embargo se reveló que en el cuerpo de Pilar había un 4% de monóxido de carbono en sangre, lo que no constituye una intoxicación.


El canal donde se encontró el cadáver de Pilar fuente: lasprovincias.es

Desde el principio El caso Macastre pasó un poco desapercibido tanto entre la prensa como en la sociedad, debido fundamentalmente a que los tres amigos provenían de un estrato social bajo y a que las familias no se preocuparon mucho por hacer que el caso tuviera más repercusión. Esto no obstante iba a cambiar cuando exactamente cuatro años después de las desapariciones de Pilar, Rosario y Francisco, estalla en Valencia el caso Alcácer. Las tremendas coincidencias entre ambos casos llevan tanto a prensa como a investigadores a preguntarse si ambos crímenes pueden estar relacionados. Tres adolescentes desparecidos, misma provincia, el Bar Catadau, último lugar en el que los tres amigos fueron vistos es el bar al que acuden Anglés y Ricart a por unos bocadillos la noche en que asesinan a las niñas, la mano del supuesto cadáver de Pilar es encontrada en la calle Alcácer de Valencia... todo esto hizo que Miguel Ricart fuera cuestionado en el juicio del caso Alcácer, pero este negó su participación.


Las mayores diferencias entre El caso Macastre y el de las niñas de Alcácer, fueron las familias, pues las de Francisco, Pilar y Rosario no denunciaron su desaparición, ni les buscaron, ni acudieron a la prensa, es más, son estos últimos los que han intentado que el caso no quede en el olvido después de tantos años.


Lo único que tenemos claro es que, como en muchos otros casos, nunca llegaremos a saber qué ocurrió en realidad aquella fría noche en la cabaña de Macastre.


Es ahora turno para ti: ¿crees que alguien llevó a la fuerza a los jóvenes a la cabaña? ¿Murieron de forma accidental o hubo un asesinato? ¿Cual podría ser el móvil del crimen? Déjame tus comentarios abajo.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page